page_01

Características generales y clasificación Volver al contenido principal

Tabla de contenidos

  1. Características generales y clasificación
  2. Familias de interés agrícola
  3. Preguntas cortas

Características generales y clasificación

Los Dípteros constituyen uno de los mayores órdenes de insectos, con unas 100.000 especies descritas. Se les conoce con nombres tales como moscas, mosquitos, tábanos. Etimológicamente proviene de dis o di (dos) y pteron (alas), haciendo referencia a que sólo tienen dos alas funcionales.

Desde el punto de vista estructural constituyen uno de los miembros más evolucinados entre los insectos. Los adultos son normalmente diurnos, con coloraciones en general poco vistosas, manifestando muchas veces mimetismo con el entorno. Aunque suelen ser de costumbres diurnas, las especies hematófagas son normalmente crepusculares o nocturnas. El tamaño de estos insectos se puede considerar de pequeño a mediano, variando desde menos de 1 mm hasta 30-60 mm. El aspecto general que presentan aparece en la Fig. 12.1 A.

Presentan una cabeza muy móvil, de tamaño relativamente grande, bien esclerotizada. Las antenas son de forma y tamaño variables, siendo de interés en su clasificación: pueden ser de tipo filiforme, estiliforme, o aristada (Fig. 12.1 B). Los ojos compuestos son de gran tamaño, ocupando gran parte de la cápsula cefálica y pueden presentar coloraciones. Normalmente presentan ocelos. La cabeza es de tipo hipognata. En la cabeza de algunos dípteros (cierto grupo del suborden Ciclorrafos) existe una sutura frontal en forma de arco que indica la presencia del ptilinium o saco frontal, utilizado para salir de la envoltura pupal o pupario.

El aparato bucal de los adultos es básicamente de dos tipos: a) chupador-no picador, con las maxilas muy reducidas, labro e hipofaringe son cortos y blandos, y el labio está transformado en una probóscide chupadora que termina en un órgano llamado labela, estando las mandíbulas ausentes, y b) de tipo chupador-picador, donde las piezas bucales se han transformado en unos estiletes. Los adultos se alimentan de sustancias líquidas de diversos orígenes (líquidos o semilíquidos libres, sangre, hemolinfa), y a veces con pequeños sólidos, por ejemplo polen.

Características morfológicas típicas de los Dípteros

Figura 12.1. Características morfológicas típicas de los Dípteros. A, aspecto general de un adulto de díptero; B, diferentes tipos de antenas: a, filiforme, b, estiliforme, c, aristada; C, pretarso, con dos posibles variantes.

El tórax está muy esclerotizado, con protórax y metatórax pequeños y fusionados con el mesotórax, que es el más grande y ocupa casi todo el espacio. El mesonoto está dividido en varios escleritos de interés. Las patas son de tipo marchador, aunque pueden exitir algunas adaptaciones para capturar presas con ellas, como quetas o espolones grandes y rígidos. Tienen tarsos de cinco unidades y el pretarso presenta ciertas características: dos uñas laterales acompañadas de un par de almohadillas (llamadas pulvilos), y en el centro un empodio en forma de queta o bien una almohadilla llamada arolio (Fig. 12.1 C). Cabeza y tórax están cubiertos de quetas de importancia en la taxonomía.

Los dípteros presentan un solo par de alas, las delanteras, situadas en el mesotórax, de tipo membranoso y con venación alar reducida, de gran interés en la clasificación. El segundo par de alas se ha transformado en un órgano llamado balancín o halterio, que está relacionado con la estabilidad en el vuelo. También hay especies ápteras, de hábitos parásitos, o que viven en hormigueros o termiteros y en zonas marítimas.

El abdomen no está muy esclerotizado, y lo forman 11 segmentos que sufren algunas reducciones hasta que sólo son visibles de 4 a 8 segmentos. Los últimos segmentos están modificados en las hembras en un oviscapto extensible.

Las larvas son ápodas, de aspecto vermiforme, aunque pueden tener pseudópodos en la parte abdominal, o una serie de setas o espinas en la parte ventral que les ayudan a desplazarse. Presentan variaciones en cuanto a la presencia o ausencia de cápsula cefálica, existiendo larvas acéfalas, hemicéfalas y eucéfalas. El aparato bucal puede estar transformado para ingerir alimentos líquidos o semilíquidos, o mantener las piezas bucales de tipo masticador. En la Fig. 12.2 se ve el tipo de larva ápoda y acéfala.

Aspecto de la larva acéfala y ápoda de los dípteros y detalle del aparato bucal

Figura 12.2. Aspecto de la larva acéfala y ápoda de los dípteros y detalle del aparato bucal.

Las larvas suelen ser de vida terrestre aunque oculta, pero también hay especies cuyas larvas viven en medios acuáticos. Presentan una gran variedad de hábitos alimenticios, pudiendo existir larvas fitófagas, fungívoras, saprófagas, necrófagas, coprófagas, parásitas de animales superiores y de otros artrópodos, y depredadoras generalmente de insectos y ácaros.

La pupa suele ser obtecta, aunque a veces es exarada (Fig. 12.3). En un gran grupo de dípteros (los del suborden Ciclorrafos), la pupa exarada está encerrada dentro de una cubierta o pupario formado por la última muda larval endurecida con algunas secreciones, y se le llama pupa coartada.

Aspecto de los dos tipos de pupas que se dan en los dípteros, obtecta y coartada

Figura 12.3. Aspecto de los dos tipos de pupas que se dan en los dípteros, obtecta y coartada.

En cuanto a su reproducción, los dípteros son en su mayoría bisexuales y anfigónicos, y sólo unas pocas especies se reproducen por partenogénesis y pedogénesis. Son en general ovíparos, y hacen la puesta en el suelo, en el agua, en tejidos vegetales y animales; en general, en el medio que servirá de alimento a las larvas. Los huevos son muy variables en cuanto a forma y tamaño, y se pueden poner solos o en grupos. Algunas especies son ovovivíparas y otras vivíparas.

Aunque en los dípteros existen muchas especies perjudiciales para las plantas cultivadas, este orden destaca también por las especies que transmiten enfermedades producidas por virus, protozoos y otros microorganismos al hombre y muchos animales, o porque en su fase larvaria son parásitas de éstos, produciendo lo que se denomina como miasis.

El orden de los Dípteros se suele dividir en 3 subórdenes: Nematocera, Brachycera y Cyclorrapha. Algunas características de estos subórdenes son:

Citation: (course_default). (2009, December 04). page_01. Retrieved November 23, 2014, from ocwus Web site: http://ocwus.us.es/produccion-vegetal/sanidad-vegetal/tema_12/page_01.htm.
Copyright 2007, Autores y Colaboradores. Esta obra se publica bajo una licencia Creative Commons License. Creative Commons License