Cambiar a contenido.

ocwus

Secciones
Herramientas Personales
Inicio » Estomatología » Cirugía Bucal » cirugia_bucal » tema-42 » page_01
Acciones de Documento
  • Annorate
  • Make a Path
  • Send To Wiki
  • Print this page
  • Send this page to somebody
  • Content View
  • Toggle full screen
  • Add Bookmarklet

page_01

Regeneración Ósea Guiada (R.O.G.) en Implantes Volver al contenido principal

Regeneración Ósea Guiada (R.O.G.) en Implantes

En ocasiones, el clínico puede encontrar procesos alveolares reabsorbidos o con defectos severos de cresta que impiden la inserción de implantes en la posición ideal para la reilación de la restauración protésica.

Estos defectos suelen ser consecuencia de la reabsorción fisiológica en desdentaciones muy antiguas, de extracciones agresivas en las que se destruyó la tabla ósea externa del alveolo, por traumatismos faciales y alveolodentarios que provocan avulsiones, fracturas dentarias y pérdidas, muy frecuentes en el sector anterior, o como consecuencia de infecciones crónicas que destruyen la forma del proceso.

En estos casos podemos insertar el implante siempre que exista una mínima cantidad de hueso remanente sano que nos dé suficientes garantías de ofrecernos la inmovilización y estabilidad iniciales del implante (Implante Inmediato), e intentar regenerar el hueso deficitario con técnicas de barrera utilizando membranas; o también regenerar el hueso y realizar la inserción diferida del implante.

Con estas técnicas se consigue excluir a los fibroblastos y otras células conectivas de los defectos óseos, y permitir la migración más lenta de células con potencial osteogénico que repoblaran el defecto, dando lugar a lo que se denomina en la actualidad técnicas de regeneración ósea guiada.

Los materiales a usar como barreras deben poseer una serie de características ideales como:

  • Ser biocompatible con los tejidos gingivales y óseos.
  • Deben tener una gran capacidad oclusiva.
  • Capacidad de mantener el espacio debajo de la membrana
  • Buena integración
  • Fácil manejo clínico.

La técnica quirúrgica debe ser muy cuidadosa y debemos intentar respetar una serie de consideraciones muy importantes para el éxito clínico de la regeneración:

  • Las incisiones deben estar alejadas de la membrana, para evitar que se produzcan deshicencias de la herida con la consiguiente exposición de la membrana y el riesgo de infección de la misma que ello conlleva.
  • Debemos elevar colgajos amplios, siempre de espesor total.
  • La necesidad de conseguir mantener espacio debajo de la membrana hace que hoy en día existan membranas con refuerzo que mantienen mucho mejor la forma que le hemos dado. Cuando el defecto es muy grande y existe riesgo de que la membrana se colapse debemos rellenar el defecto con hueso propio o con algún sustituto.
  • La membrana debe quedar absolutamente inmóvil al cubrir el defecto. Para ello podemos fijar la membrana al lecho de hueso sano circundante por medio del tornillo de cierre del implante o de otro adyacente, tornillos minicorticales o algún otro sistema de fijación.

Existen unos principios generales para el uso de membranas de regeneración ósea alrededor de implantes dentales:

  • Es necesario un mínimo de hueso que asegure la estabilidad inicial del implante.
  • Es preferible contar con tejidos blandos gruesos que cubran el implante, e intentar siempre el cierre primario para evitar exposiciones tempranas de la membrana.
  • La colocación de la membrana a modo de tienda de campaña sobre el defecto es más recomendable que la fijación con el tornillo de cierre del implante.
  • Durante la fase de curación será necesario seguir unas recomendaciones:
  • Usar enjuagues de clorhexidina dos veces al día durante 4 semanas, y siempre que se advierta una exposición de la membrana.
  • Se recomienda terapia antibiótica durante las tres primeras semanas postoperatorias.
  • La membrana que se exponga después de 30 días debe ser retirada, tan pronto sea descubierta.
  • Si se expusiera antes de los 30 días, se debe esperar hasta que se cumpla este periodo de tiempo, esmerándose en los cuidados higiénicos y prescribiendo antibioterapia, para evitar la infección.

Las ventajas del uso de la ROG para regenerar crestas reabsorbidas son:

  • Posibilidad de insertar los implantes en las zonas anatómicas ideales para las consideraciones restaurativas.
  • Posibilidad de colocar implantes inmediatos en sitios de extracciones.
  • Posibilidad de aumentar crestas reabsorbidas para poder insertar implantes de mayor longitud y de mayor diámetro.

Como desventajas:

  • Es un procedimiento muy sensible a la técnica.
  • El tiempo de tratamiento es más prolongado.
  • La membrana y el injerto de hueso aumentan el costo.
  • Las membranas que se exponen prematuramente, requieren un cuidadoso programa de mantenimiento.
Copyright 2007, Autores y Colaboradores. Cite/attribute Resource. Pérez, J. L. G., Perez, J. L. G., Lagares, D. T., Calderón, M. G., Romero, D. G., Fernández, L. C., González, E. A. (2008, March 11). page_01. Retrieved December 11, 2019, from ocwus Web site: http://ocwus.us.es/estomatologia/cirugia-bucal/cirugia_bucal/tema-42/page_01.htm. Esta obra se publica bajo una licencia Creative Commons License. Creative Commons License