Cambiar a contenido.

ocwus

Secciones
Herramientas Personales
Inicio » Estomatología » Cirugía Bucal » cirugia_bucal » tema-3 » page_01
Acciones de Documento
  • Annorate
  • Make a Path
  • Send To Wiki
  • Print this page
  • Send this page to somebody
  • Content View
  • Toggle full screen
  • Add Bookmarklet

page_01

Recuerdo Óseo Anatómico del Macizo Facial Volver al contenido principal

Recuerdo Óseo Anatómico del Macizo Facial

Repaso de los hueso que componen la cabeza. Podemos distinguir dos conjuntos de hueso: huesos del cráneo y huesos de la cara.

Huesos del cráneo.- Formado por el occipital hacia atrás, el Frontal hacia delante, el Temporal a los lados, el Esfenoides a nivel de la fosa craneal media y el Etmoides a nivel de la fosa craneal anterior.

Huesos de la cara.- El hueso Maxilar superior, el Palatino, el Malar o cigomático, el hueso Unguis, los Huesos propios de la nariz, el Cornete inferior, el Vómer y la Mandíbula.

Tras repasar la configuración que adquieren los huesos para conformar el macizo facial y las relaciones que se establecen entre ellos, pasamos a repasar sus implicaciones clínicas.

Es necesario conocer el recorrido de los nervios y el lugar donde se hacen superficiales para conocer las técnicas de anestesia a aplicar. A nivel del paladar debemos identificar correctamente el agujero palatino anterior (paquete vasculonervioso de Scarpa) nervio palatino anterior y el agujero palatino posterior (arteria palatina descendente y nervio palatino anterior). También debemos conocer e identificar el agujero infraorbitario.

En el hueso maxilar existen gran cantidad de zonas cribiformes. Son zonas en que el anestésico puede traspasar la cortical ósea y alcanzar los filetes nerviosos en el interior del hueso. En el maxilar superior son la fosa mirtiforme, la fosa canina y la tuberosidad del maxilar superior, así como las áreas de los agujeros palatinos anterior y posteriores. De igual forma existen zonas que dificultan la difusión del anestésico. En el maxilar superior son la cresta cigomaticoalveolar y el pilar canino, aunque fundamentalmente la anestesia es infiltrativa, salvo a nival del paladar.

También existen zonas que son zonas donantes de hueso para injertos: el área de la espina nasal anterior y la pared lateral del seno (es de interés como se hace el acceso a dichas zonas).

También hay que señalar la relación entre el seno maxilar y los dientes antrales, que son los premolares y el primer molar superior. Estos dientes, a partier de infecciones periapicales pueden dar lugar a afectaciones pulpares. También, en su extracción puede producirse como complicación la perforación del seno maxilar.

A nivel de la mandíbula también existe un área cribiforme. El área de las apófisis geni. A nivel mandibular, dificultan la anestesia la línea oblicua externa e interna. Dada la extensión de estas áreas, salvo a nivel anterior, la anestesia del maxilar inferior será mediante técnicas tronculares y no infiltrativas (salvo a nivel anterior). También existen zonas que son zonas donantes de hueso para injertos: fundamentalmente la zona del mentón y la rama ascendente de la mandíbula.

Imag2 004

Copyright 2007, Autores y Colaboradores. Cite/attribute Resource. Pérez, J. L. G., Perez, J. L. G., Lagares, D. T., Calderón, M. G., Romero, D. G., Fernández, L. C., González, E. A. (2008, March 11). page_01. Retrieved December 11, 2019, from ocwus Web site: http://ocwus.us.es/estomatologia/cirugia-bucal/cirugia_bucal/tema-3/page_01.htm. Esta obra se publica bajo una licencia Creative Commons License. Creative Commons License