Cambiar a contenido.

ocwus

Secciones
Herramientas Personales
Inicio » Estomatología » Cirugía Bucal » cirugia_bucal » tema-1 » page_03
Acciones de Documento
  • Annorate
  • Make a Path
  • Send To Wiki
  • Print this page
  • Send this page to somebody
  • Content View
  • Toggle full screen
  • Add Bookmarklet

page_03

Los Referentes Cercanos Volver al contenido principal

Los Referentes Cercanos

La Cirugía Bucal fue reconocida como especialidad de la Odontología en la ciudad norteamericana de Filadelfia en el año 1864 y hoy día, la Sociedad Americana de Cirujanos Bucales define a la misma como la parte de la práctica dental relacionada con el diagnóstico y con el tratamiento quirúrgico y complementario de las enfermedades, lesiones y malformaciones de la cavidad oral y de la región maxilofacial.

En Europa el devenir histórico de la Cirugía Bucal y de la Cirugía Maxilofacial tiene un tronco arquetípico común siempre ligado al arte dental, pero las trayectorias posteriores hasta la más reciente actualidad, han sido tan dispares como conflictivas entre los perfiles médicos y odontológicos de las distintas titulaciones y especialidades competentes en la cirugía de la boca y del macizo maxilofacial.

Un buen punto de partida para el análisis reposado de las vicisitudes curriculares y cambios de denominación que la Cirugía Bucal y Maxilofacial ha experimentado en nuestro país, es el año 1.846 en que se produce la reforma de Claudio Moyano, en base a la cual las tareas secundarias en cirugía, artes de dentistería y callista les fueron asignadas a los "practicantes". Entre ellas, se incluía la extracción dentaria. Cayetano Alvarez Osorio, primer cirujano del Hospital Central de Sevilla y que estaba encargado de la clase de flebotomía y cirugía menor realizó a mediados de 1852, una publicación en fascículos sobre enfermedades de la boca. Alvarez Osorio es considerado como pionero español de la Cirugía Oral y Maxilofacial pues según el Informe de la Sección de Cirugía del citado Hospital, entre enero y junio de 1851 practicó en el labio la extirpación en "V" de una úlcera y un botón, ambos cancerosos bajo cloroformización. En Madrid, otra de las figuras destacadas de esta época fue Triviño, a quien se debió la creación del Colegio Dental y del título de "Cirujano dentista" que se obtenía por enseñanza privada y reválida ante un tribunal oficial, según un Real Decreto de 4 de junio de 1875.

D. Florestán Aguilar consiguió, gracias a sus notables influencias y a su prestigio como dentista, consiguió que se formulara la Real Orden de 21 de Marzo de 1901, firmada por Romanones, para la creación del título de odontólogo; para su obtención eran precisos para su obtención dos años de estudios en Medicina. A partir de este momento varios médicos alcanzaron la doble titulación: médico y odontólogo y algunos ampliaron su campo de actividad a todo el territorio bucofacial.

En 1909, durante el Congreso de la Federación Dental Española celebrado en Sevilla, su presidente, el médico y dentista sevillano Manuel Valenzuela, reclamó la exclusividad del ejercicio de la Odontología para los médicos y se autotituló estomatólogo. Posteriormente, por Reales Ordenes datadas en 1910 y 1913 se creó en Madrid la Escuela de Odontología y se nombraron catedráticos de la misma a Florestán Aguilar y a Bernardino Landette, en Odontología y Prótesis respectivamente.

Fue precisamente el profesor Bernardino Landette quien en 1917 realizó en nuestro país las primeras intervenciones en el área oral, con anestesia local, en el Instituto Rubio de Madrid y coordinó la traducción al español de libros de Cirugía de Cabeza y Cuello y de Cirugía Oral. Por todo esto, puede considerársele como precursor de la Cirugía Oral y Maxilofacial en España.

Los conocimientos importados desde el extranjero, las experiencias transmitidas a raíz de la Primera Guerra Mundial y en España, la Guerra de Africa, la propia Guerra Civil y la elevación del nivel científico del odontólogo dieron como resultado un espectacular avance de los conocimientos en traumatología bucofacial, puestos en práctica prioritariamente por odontólogos que se centraron en su estudio; lo que tuvo como consecuencia que en esos años, los odontólogos colaborasen estrechamente con los equipos traumatológicos generales.

En el año 1943 tuvo lugar la primera iniciativa asistencial pública, llevada a cabo en el Hospital Provincial de Madrid, que corrió a cargo del profesor Marcos, con la creación de un Servicio de Estomatología y Cirugía Maxilofacial. Esta labor pionera fue seguida en el citado Centro a partir de 1950 por el Dr. Barrios.

En 1944 se estableció la nueva ordenación de las facultades de medicina españolas. Una orden ministerial de 25 de febrero de 1948 creó el título de médico-estomatólogo y cambió la denominación de la Escuela de Odontología por la de Escuela de Estomatología. En el nuevo currículum de estudios (1.949) se incluyó una asignatura denominada Estomatología Quirúrgica que incluía anatomía, fisiología, embriología bucofacial, afecciones quirúrgicas (extracciones dentarias, traumatología, tratamiento quirúrgico de las infecciones, tumores, deformidades, etc.) y Estomatología pericial. En 1950, el profesor Pedro García del Villar accedió a ser su primer catedrático.

En el año 1952, la Cirugía Oral y Maxilofacial se incluyó en el organigrama del Instituto de Clínicas Quirúrgicas de la Ciudad Universitaria de Madrid, origen del posterior Centro Nacional de Especialidades Quirúrgicas, bajo la dirección del profesor Lafuente Chaos, donde que en 1954 se creó el servicio individualizado de Cirugía Maxilofacial, y fue nombrado para su dirección Víctor Sada Tejero.

Este servicio fue el gran foco de desarrollo de la especialidad en España. En el año 1961, el gran Hospital de la Beneficiencia del Estado creó una Sección de Estomatología inicialmente dirigida por el Dr. Alonso del Hoyo. Al año siguiente, se constituyó en servicio y accedió a su jefatura el Dr. Sada Tejero.

En el año 1964, se inauguró la Ciudad Sanitaria "La Paz" en Madrid y el Servicio de Cirugía Maxilofacial de la Ciudad Universitaria fue trasladado a la misma, dejando ubicada en el Pabellón 8 una consulta externa de Cirugía Oral, al frente de la cual quedó, hasta mediados de los años setenta, el Dr. Pascual Borrego.

Por estas fechas se inició la creación y expansión de la red hospitalaria de la Seguridad Social por todo el territorio nacional y se crearon nuevos servicios asistenciales de la especialidad en distintos puntos de España. Barcelona, Valencia, Sevilla, Salamanca y Zaragoza podríamos decir que representaron el primer golpe expansionista.

El día 23 de Junio de 1965 se reunieron en Madrid un grupo de médicos estomatólogos, con el fin de organizar la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial, coordinados por el Dr. Sada Tejero. En dicha reunión se discutieron los fines y objetivos para los que se creaba la sociedad científica especializada, acordándose la elección de la primera junta directiva, provisional, presidida por el propio Dr. Sada. Con fecha 28 de Octubre de 1965, el Ministerio de Gobernación aprobó los Estatutos de la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial.

Entre tanto, el establecimiento de la red de servicios asistenciales de Cirugía Oral y Maxilofacial, determinado por la demanda asistencial fue, incluso, anterior a su inclusión oficial como especialidad médica, que tuvo lugar en abril de 1977 mediante el Decreto 1.133, de 1 de abril, en reconocimiento legal de lo que ya era una realidad socio-sanitaria practicada por estomatólogos capacitados. Precisamente se concedió el título a quienes en ese momento podían acreditar su trabajo en servicios de instituciones públicas. Tras este reconocimiento, se continuó exigiendo la titulación previa estomatológica y tres años de formación quirúrgica específica.

Posteriormente, en el Decreto 2.015/78, de 15 de julio, ya aparece junto con las demás especialidades médicas que hasta ese momento habían sido reconocidas. Ese mismo año se constituyó la Comisión Nacional de la especialidad y, con ella, apareció el primer programa de formación con una duración de cinco años. Por primera vez en su historia, para el acceso a la especialidad médica de Cirugía Maxilofacial, no era requisito imprescindible el ser previamente estomatólogo.

Al articularse nuevamente las especialidades médicas a través del Real Decreto 127/1984, la formación en Cirugía Oral y Maxilofacial quedó configurada en cinco años de formación quirúrgica especializada, durante los cuales deberían obtenerse conocimientos estomatológicos precisos (especificados en su programa), pero esto no pasó de ser una formal declaración de intenciones.

La Ley 10/1986 creó la licenciatura de Odontología, sin extinguir la especialidad médica de Estomatología y sin establecer cauces para la formación quirúrgica de postgrado de los futuros odontólogos, lo que conforma una pirámide de tres lados en la capacitación profesional en la patología buco-dentaria, y asigna el máximo nivel de cualificación a las especialidades médicas de Estomatología y Cirugía Maxilofacial, esta última sin contenidos odontológicos suficientemente garantizados y en trayectoria paralela pero separada de los profesionales formados y reconocidos en el arte dental: odontólogos y estomatólogos. Las bases para el conflicto futuro quedaban así lamentablemente instituidas.

Copyright 2007, Autores y Colaboradores. Cite/attribute Resource. Pérez, J. L. G., Perez, J. L. G., Lagares, D. T., Calderón, M. G., Romero, D. G., Fernández, L. C., González, E. A. (2008, March 11). page_03. Retrieved December 11, 2019, from ocwus Web site: http://ocwus.us.es/estomatologia/cirugia-bucal/cirugia_bucal/tema-1/page_03.htm. Esta obra se publica bajo una licencia Creative Commons License. Creative Commons License